AGRAJER. Torneos de póker; moda adictiva.

El último estudio realizado en Granada sobre dependencias juveniles a los juegos de azar y virtuales arroja datos "alarmantes" · Más de la mitad de los adolescentes están 'enganchados' a internet y las redes sociales

Mª Ángeles Porcel / Granada

Los jóvenes, además de la dependencia a las redes sociales, los videojuegos y el móvil, están desarrollando una "importante" adicción al póquer. Así de contundente se mostró ayer el presidente de la Asociación Granadina de Jugadores de Azar en Rehabilitación, Juan Luis Suárez. Y para muestra, un ejemplo ocurrido este año en la Escuela de Arquitectura de Granada y que Suárez califica de "vergonzoso". "Se autorizó la celebración de un torneo de póquer en el centro educativo y había más alumnos entrenándose en la cafetería que en las aulas, algo que considero una vergüenza y un error que no se debería de permitir", sentenció.

El dato sobre esta dependencia de moda viene recogido en el estudio derivado del Programa Cubilete, destinado a la prevención de juegos virtuales y de azar entre los menores de la provincia. Los resultados de este proyecto fueron presentados ayer por la Consejería de Educación y la de Igualdad y Bienestar Social junto a Agrajer.

El proyecto Cubilete, activo desde 1994 ante los numerosos casos de niños adictos, se ha realizado en diez institutos de Educación Secundaria y dos centros de Educación Primaria de Granada, atendiendo a un total de 836 niños y jóvenes de entre 10 y 19 años. El objetivo principal, según Suárez, es la prevención, pero además se pretende concienciar sobre el buen uso de los juegos y desarrollar conductas de autoconfianza para evitar las influencias perjudiciales, a través de tres sesiones en horario lectivo con actividades, material educativo y charlas informativas.

Entre el 65 y el 70% de los jóvenes del estudio, sobre todo a los 14 años, tiene una predisposición clara a la adicción a internet, más de la mitad, un 64%, afirma ser usuario habitual de distintas redes sociales y el 30% reconoce que "pierde la noción del tiempo" cuando se sienta frente a la pantalla del ordenador. "Estos datos deben hacernos reflexionar", comentó la delegada provincial de Igualdad y Bienestar Social, Magdalena Sánchez. "La adicción al juego es algo preocupante y, desgraciadamente, cada vez más frecuente entre nuestros menores. Por eso, un año más volveremos a apoyar y financiar a esta asociación", aseguró.

Los resultados del programa evidencian la necesidad de prevenir el mal uso de los juegos llevando a cabo actuaciones directas en el ámbito educativo y en el familiar. Para ello, Agrajer ha editado una guía práctica dirigida a los profesores que puedan utilizar como herramienta didáctica y que les permita actuar desde el colegio para prevenir la adición y proponer a los jóvenes alternativas en su tiempo de ocio, además de aconsejar a los padres. La delegada de Educación, Ana Gámez, subrayó que "la docencia es el terreno adecuado para trabajar en la prevención y evitar que los juegos no se conviertan en una patología entre nuestros escolares". Además, añadió que "el enfoque integral, que abarca profesores, padres y alumnos, es un aspecto muy positivo".

La eficacia del programa está demostrada. Según afirmó Suárez, en los centros en los que se ha trabajado el consumo inicial disminuye, "pero no podemos actuar solos". Y anunció que la Junta de Andalucía ha acordado apoyar económicamente la presentación del programa en los centros escolares de Granada capital.

Queda mucho por hacer, el peligro y riesgo de adicción aumenta porque también hay un incremento de las nuevas tecnologías y de las posibilidades de acceso. El cuestionario sobre Problemas Relacionados con internet arroja cifras llamativas, por ejemplo la correlación por sexo. Los hombres están más predispuestos a la dependencia a los videojuegos, las apuestas o la lotería, mientras que en el caso de adicción a la red existe paridad. Para los niños y niñas, a pesar de haber disminuido, sigue siendo su gasto principal, y cerca del 4% oculta a sus padres el dinero que invierte. Y resulta "alarmante" que el 53% reconozca que alguna vez ha padecido un dolor físico por el uso inadecuado de internet, el móvil y los videojuegos. El control paterno también suspende el examen. Un 17,5% no conoce lo que sus hijos hacen en internet.

Respecto a estudios anteriores, Suárez confirmó que los datos han empeorado. Por ejemplo, el porcentaje de jóvenes que juegan apostando ha aumentado mucho, de un 2,1% a un 22,6% en los alumnos de Primaria y hasta un 41,5% en los de Secundaria.

El compromiso para luchar contra la dependencia de los menores es continuo. El presidente de Agrajer y la delegada de Educación adelantaron que en octubre se publicará el III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones, con nuevos métodos de prevención que cuentan con la implicación de todos los agentes.

Ahora estamos en: ACTUALIDAD NOTICIAS DE FAJER AGRAJER. Torneos de póker; moda adictiva.