José. Agrajer. 14/01/2009

  • PDF

Mi nombre es José.

14/01/2009

Soy un jugador en inicio de rehabilitación por lo que voy a intentar explicar como llegué a AGRAJER una Asociación Granadina de Jugadores de Azar en Rehabilitación, por lo que voy a iniciar mi explicación desde antes de conseguir mi ingreso y despues de ingresar.

Yo, como tantas personas que hay en España, tengo la enfermedad del juego, pues de otra forma no hubiera llegado al estado en que me encontraba antes en la Asociación, pues yo era una persona que estaba en una buena posición social, con un buen puesto de trabajo, en definitiva era un hombre afortunado, pero a la vez era ese hombre que le gustaba estar mucho en los bares con sus amigos, pero cuidadba de mi familia y de mis promociones de trabajo, siendo ejemplo de mis compañeros, pero un día comenzaron las típicas tragaperras y desde ese momento empezó un calvario, creyendo que era mi felicidad, me explico, yo empecé con la típica vuelta de la invitación o convidad, despues quedándote a escondidas a jugar, perdiendo mi dinero y el dinero de los premios, nunca creía que era un enfermo, solo creía que me divertía y tenía mala suerte con el juego, pero cuando quise darme cuenta estaba sin dinero y endeudado y a punto de perder mi familia.

Gracias a mis hijos que se dieron cuenta a tiempo de lo que pasaba, empezando por tener una conversación ellos conmigo, de la cual yo les prometí que iba a dejar de jugar a las tragaperras, lo cual fue imposible. Me tiraba dos días sin jugar y al tercero volvía y echaba todo lo que tenía, pues viendo los resultados, uno de mis hijos dio por internet con AGRAJER, siendo el día 20 de diciembre del año 2006, el primer contacto con la Asociación, en este contacto me hicieron ver las normas de la Asociación las cuales al principio yo creí que no tenían la mayor importancia, pero les contaré las normas las cuales son el dejar de jugar a todo tipo de juegos, bien sea lotería, bonoloto, primitiva, once o incluso partidas infantiles con los nietos como parchis, dominó, cartas, etc., así como no llevar dinero, pues hoy estoy convencido que es lo principal, asi como la ayuda de la familia por lo pronto. Yo era un hombre muy metido en si mismo, a penas hablaba con mi esposa, con mis hijos y si hablaba era para echarles todos los embustes que me inventaba.

Todo esto ha cambiado gracias a la Asociación, hoy yo dialogo con todos mis hijos y sobre todo con mi esposa, la cual antes era como un cero a la izquierda, es ella la administradora y yo no tengo la necesidad de tener dinero, pues cuando salimos ella viene conmigo, por lo que no tengo ninguna necesidad de llevar dinero y respecto a mi caracter estoy cambiando totalmente. Desde el día que entré en la Asociación no juego gracias a la terapia.

Bueno hablando de terapia voy a hablar de la Asociación, que es como habla de mi cambio en la Asociación; hay un voluntariado de personas excepcionales tanto profesionales como monitores, asi como la junta de gobierno. Voy a decir como yo me siento dentro de la terapias, yo empecé como muchos rehabilitados que hay en la Asociación, al principio yo estaba convencido a querer rehabilitarme, pero sabía que solo no podía al ser una enfermedad, pero las terapias lo mismo para mí que para mi esposa, verdaderamente empiezan cuando acaban del Centro y se viene a su casa a poner en práctica las normas que has escuchado en la terapia del día a día, yo personalmente me siento con un total cambio en mi forma de comportamiento, como en mi mentalización personal.

Por lo tanto yo animo a todos los que lean esta página y crean que están en el mundo del juego, que vengan por esta Asociación y se darán cuenta que tenían que haber venido antes. Sin nada más, hasta otro día y cuando lleve más días de terapia y tenga más experiencia que contar, con un saludo. José.

Ahora estamos en: FAJER VARIOS Testimonios José. Agrajer. 14/01/2009