Testimonios de jugadores de azar rehabilitados y sus familiares.

Me gasté en apuestas 30.000 euros y robé dinero a mi familia

  • PDF

Autora: Celina Clavijo. malagahoy.es

  • Jugadores en rehabilitación narran su viaje del placer al descontrol

  • "La diversión pasó a ser una obsesión; aposté hasta en la Liga de Israel", afirma uno de ellos

"Llegó un momento en que la enfermedad me controlaba a mí. Al principio era un hobby, hasta que la diversión pasó a ser una obsesión". Jesús comenzó a aficionarse a las apuestas deportivas con 23 años. Vivía atado a ellas y reconoce, sin ambages, que estaba enfermo. Al levantarse, lo primero que hacía era mirar el móvil. "No paraba de sonar. La batería me duraba medio día. Mi pareja pensaba que tenía una aventura. Jugaba a todo lo apostable. Me valía cualquier cosa con la que pudiera ganar dinero. Voleibol, hockey sobre hielo, baloncesto, fútbol americano... Llegué a apostar en la Liga de Israel. Yo creía que entendía. Unas veces ganaba y muchas otras perdía", recuerda.

Supo que se le había ido de las manos cuando sobrepasó la línea roja que siempre había creído tener prohibida: terminó robando dinero a su familia. Según sus cálculos, llegó a desembolsar 30.000 euros en unos cinco años. "Empecé gastando 100 euros al mes y fui aumentando. Cobraba 1.100 como comercial e invertía el sueldo íntegro", cuenta. Un golpe de suerte le permitió costearse el viaje de fin de estudios de la carrera. "Si perdieras la primera vez sabrías que todo es una mentira. Al principio lo haces de forma comedida, pero después pierdes la cabeza", reconoce.

JESÚS LLEVABA UNA DOBLE VIDA, ERA "EL HIJO Y EL NOVIO PERFECTO", PERO ESTABA "DESTROZADO"

Leer más...

 

José Guzmán. Jarca

  • PDF

Vivencias y experiencias de un ludópata. Mi vida en la basura.

Eran los años 70, yo era un simple empleado de una empresa de servicio para la construcción. Un modelo innovador en España de un sistema de bombeos de hormigón. Consistía en unas maquinas bicilindrica oleodinámica. Comencé como ayudante de máquina, los propietarios de la empresa al ver mi evolución, la rapidez de adquisición de conocimientos y manejos de esas maquinas me ascendieron rápidamente a maquinista de las mismas. Ya con un ayudante a mi cargo, en menos de un año, me pusieron de encargado en la empresa. Al ver mi eficiencia en el trabajo, me propusieron abrir una empresa del mismo estilo en Alicante. Acepté de inmediato, pues yo había adquirido suficientes conocimientos como para arriesgarme en la aventura. No tenía nada que perder, sino todo lo contrario. Mi trabajo se convirtió en una llegada de nuevos clientes y más empleados para la empresa, hasta el punto de abrir otra sucursal en Murcia. Todo marchaba espléndidamente, cada vez mas trabajos, más maquinas y clientes. Llegado el momento me propusieron ser gerente de la empresa en la Comunidad Valenciana, que acepté con mucha ilusión y ganas. Mis ascensos eran muy rápidos, por mi forma de trabajar y de cumplir con la empresas y sus clientes. Tanto es así que quisieron que formara a ser parte de la misma, como era natural acepté y compré mis acciones, me integré como gerente, propietario, apoderado y socio de la empresa. Todo marchaba bien, aquello parecía un sueño, el que yo hubiese conseguido en apenas año y medio, subir de ser un simple peón a pasar a ser socio propietario de la empresa. Lo conseguí a base de trabajo y esfuerzo, tenía un buen sueldo para aquellos tiempos, gané mucho dinero. Y lo más valioso muy buenas amistades. Era muy querido y conocido en la ciudad, fui presidente de Asociación festeras de Moros y Cristianos (fiestas muy populares en la provincia de Alicante).Yo entonces era el Sr. Guzmán para todo el mundo que me conocía,(quién me lo iba ami a decir).

Leer más...

 

José. Agrajer. 14/01/2009

  • PDF

Mi nombre es José.

14/01/2009

Soy un jugador en inicio de rehabilitación por lo que voy a intentar explicar como llegué a AGRAJER una Asociación Granadina de Jugadores de Azar en Rehabilitación, por lo que voy a iniciar mi explicación desde antes de conseguir mi ingreso y despues de ingresar.

Yo, como tantas personas que hay en España, tengo la enfermedad del juego, pues de otra forma no hubiera llegado al estado en que me encontraba antes en la Asociación, pues yo era una persona que estaba en una buena posición social, con un buen puesto de trabajo, en definitiva era un hombre afortunado, pero a la vez era ese hombre que le gustaba estar mucho en los bares con sus amigos, pero cuidadba de mi familia y de mis promociones de trabajo, siendo ejemplo de mis compañeros, pero un día comenzaron las típicas tragaperras y desde ese momento empezó un calvario, creyendo que era mi felicidad, me explico, yo empecé con la típica vuelta de la invitación o convidad, despues quedándote a escondidas a jugar, perdiendo mi dinero y el dinero de los premios, nunca creía que era un enfermo, solo creía que me divertía y tenía mala suerte con el juego, pero cuando quise darme cuenta estaba sin dinero y endeudado y a punto de perder mi familia.

Leer más...

 

Ángeles. Agrajer. 13/01/2009

  • PDF

Testimonio de un familiar.

13/01/2009. Ángeles ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla )

Mi nombre es Ángeles, vivo en un pueblo de Jaén. Vengo a la Asociación para poder curar a mi marido de ludopatía. Llevo casada 40 años, mi marido lleva muchos años enganchado al juego de las máquinas tragaperras. El carácter de mi marido, desde el principio ha sido bastante fuerte y humillante.

Por nuestra convicción religiosa tuvimos familia numerosa. Yo pensando en mis hijos he ido aguantando todo, en muchas ocasiones se pasaron ideas por mi cabeza de hacer cualquier disparate, pero ¿cómo abandonaba todo si ellos me necesitaban?. Como toda familia que vive con esta enfermedad hemos pasado por una serie de problemas económicos bastantes fuertes.

Mis suegros y mis hijos mayores en muchas ocasiones nos han ido sacando de situaciones bastantes fuertes, hasta que ha llegado el DÍA que ya no se podía aguantar más, Gracias a Dios se ha convencido de que realmente estaba enfermo y ha dado el paso de poder ponerse en manos de un centro de rehabilitación. En muchas ocasiones, mis hijos han hablado con su padre del problema que tenía, pero como todo jugador, nunca quería darse cuenta de lo que le pasaba. Llegó el día que el mismo se vio metido en un pozo sin fondo y acepto que se le prestase ayuda.

Leer más...

 

Isabel. Aonujer. 29-10-2008

  • PDF

Isabel Santos Barrera.

29/10/2008. Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Hola a quien lea estas humildes palabras.Hace ya tiempo que deje de ir a Aonujer de lo cual me arrepiento porque aquella pequeña gran familia que formabamos allí pues se echa de menos.

No voy por motivos de trabajo que no me deja tiempo apenas y decir que mi marido está muy bien gracias a la ayuda ofrecida por ellos,espero ir para ya pronto a visitarlos a todos y darles un gran abrazo.

Hoy especialmente darles la enorabuena por su gran labor en el dia sin juego. Besos.

 
Ahora estamos en: FAJER VARIOS Testimonios